Euro….decepción?

Si cuando yo empecé a ver baloncesto me dicen que la selección va a volver de un Eurobasket con la medalla de bronce al cuello, lo firmaba al instante. Eran tiempos de la URSS de Iovaisha y Tachenko, de la Yugoslavia de Delibasic y Dalipagic, de la Italia de D’Antoni y Meneghin. Momentos en los que éramos aspirantes a las semifinales y gracias.

Nuestros Corbalán, Rullán, Iturriaga y compañía peleaban contra las dos confederaciones más importantes de Europa y un buen grupo de outsiders que tenían como objetivo el bronce, el oro y la plata ya tenían dueños.

Pero ha pasado mucho tiempo ya y los poderosos somos ahora nosotros, los favoritos. No valen excusas de bajas importantes, que las ha habido, el equipo  que ha ido podía haber ganado el oro si hubiesen ido realmente a por él. En lugar de eso, ha habido un poco de autocompasión, otro poco de victimismo y una dirección nefasta.

Me explico. La autocompasión y el victimismo vienen de parte de la Federación al asumir que sin Pau, Navarro, Ibaka o Mirotic el oro era imposible.

La dirección corre a cargo de un seleccionador y su equipo técnico en el que la ausencia de algunas estrellas, ha cegado más de la cuenta. El experimento de los tres bases pasará a la posteridad como una frivolidad sin sentido. La ausencia de juego interior real (Marc posteó únicamente el la parte alta de la zona) y la carencia de alternativas ofensivas, nos dejaba a expensas de la contundencia de un Marc Gasol sensacional y la inspiración del exterior del día, normalmente Sergio Rodríguez.

Y lo curioso es que podíamos haber ganado el oro y con relativa comodidad. Nos faltó matar un partido que teníamos ganado de catorce puntos al descanso. En los veinticinco minutos siguientes dimos todo un recital de atasco ofensivo en el que no hubo reacción por parte de nuestro banquillo. Los líderes en la pista se contagiaron de semejante empanada mental y se empeñaron en atacar por el centro con un bloqueo y continuación o con un pase a una esquina para que uno de los bases en pista lanzara un triple que casi nunca entraba. La otra opción era agotar la posesión para que el capitán lanzara un tiro sin sentido tras otro.

Resumiendo, que Francia nos ganó en semifinales de tres en una prórroga en la que fuimos incapaces de anotar un solo tiro de campo. Hay que agradecer al equipo francés que nos dejara soñar con la final hasta el último momento, permitiéndonos lanzar un último triple que habría forzado una nueva prórroga en vez de hacer una falta sobre Marc Gasol para que tirara dos tiros libres y se acabaran nuestras opciones.

Y por no extenderme mucho más, pues os recomiendo que reviséis la gestión de los minutos en pista de uno de los pivots más inteligentes que hay en nuestro baloncesto, Germán Gabriel, no os preocupéis que no os llevará mucho rato, son unos diez en todo el Eurobasket. El hundimiento psicológico al que fue sometido Víctor Claver, un tío que ya de por sí es flojito mentalmente, jugando en una posición que no es la suya natural y que además no le gusta. Lo que ha jugado uno de los jugadores más valiosos de la ACB, San Emeterio…. El resultado en pista, en los partidos serios, de los tres bases (tan difícil le resultaba a cualquier rival meter a un escolta corpulento y a un alero un poco alto a postear a Ricky, Sergio o José?).

No prometía nada bueno este Eurobasket de “transición” y aún así hay que estar contento porque se ha engordado un poco más el palmarés de eso que tanto le gusta al Marca, la ÑBA. El año que viene hay mundial y además en casa, a ver qué es lo que nos depara el futuro y seguro que es mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s