Involución natural

Parafraseando al gran orador, Dr. Heinz Doofenshmirtz, “Maldito seas Darwin el antropólogo!!“.

En este año de despedida del deporte de competición, en el que los dolores y molestias se han multiplicado exponencialmente a lo largo de la temporada, es momento de echar la vista atrás,momento de ver si todas esas lesiones tampoco han sido tanto, si todas esas horas valieron la pena.

Hace ya tanto que empecé en esto del basket que he tenido que restar para sacar las veintinueve temporadas que llevo metido en el deporte más maravilloso del mundo. Casi treinta años botando un balón, pasando de ser un ala-pívot (pedazo de nomenclaturas que nos gastábamos antes) rápido a un escolta anotador. Evolucionando, aprendiendo, jugando, disfrutando, sonriendo y también llorando y pasándolo mal, que la competición tiene esas cosas.

Empecé siendo un Rodman (que Dennis me perdone la comparación pero es por situar un poco la historia), rápido, fuerte, buena colocación y baloncesto el justito para acabar los partidos. Viniendo como venía del balonmano en mi primera temporada me caracterizaba por coger muchos más rebotes que puntos anotara.

En las temporadas siguientes mi estatura se estancó (vamos que se quedó clavada prácticamente en la que ha sido mi altura final) y mi posición en el campo fue variando. Aprovechando un buen físico pasé a jugar como alero, rápido en las penetraciones, pegajoso en defensa y llegando muy arriba a por los rebotes. El tiempo pasaba y mi manejo de balón mejoraba rápidamente, así que fue el momento de intentar alejarme un poco más del aro y pasar a la posición en la que me he movido prácticamente todos estos años, la de escolta. Ahí comenzó un largo peregrinaje en busca de una mecánica de tiro rápida (siempre he tardado bastante en armar el brazo) y efectiva (en eso sí que he ido ganando). Creo que para mi entrada en la categoría senior ya había dado muestras de cual iba a ser mi nivel, un escolta con buenos movimientos en defensa y un tiro exterior decente combinado con bastante acierto y criterio en las penetraciones.

Con esas premisas pasaron las temporadas y sobre mis rodillas fueron cayendo saltos y más saltos, sobre mis tobillos cambio de dirección tras cambio de dirección, en mis gemelos arrancada tras arrancada y cambié el juego por la dirección. Mi paso al banquillo fue un bálsamo para mi fisio y para mi bolsillo.

Y damos un salto de varios años para plantarnos en el arranque de esta segunda juventud que nos hemos buscado en el basket un grupo de amigos. Todos ex-jugadores y todos conocedores de lo que habíamos sido y difícilmente íbamos a volver a ser. Del escolta que jugaba en nacional sólo quedaban un par de camisetas en un cajón de casa, unos cuantos kilos más y bastantes años encima lo habían transformado en un alero con un marcado cariz defensivo. Aun así, de cuando en cuando se destapaba con alguna que otra canasta penetrando a aro pasado o con un lanzamiento tras fintar a todo el que se ponía por medio.

En esta última temporada el círculo se acabó cerrando y sufrí en mis carnes el efecto Mathaüs, el que fue media punta de la selección alemana de fútbol y acabó jugando como líbero. Después de un ajuste defensivo en un tiempo muerto escucho, “Heavy ponte tú en el medio de la zona“…. Cómo?? Pero si hasta hace nada yo defendía arriba de la zona!!! Y sí, ahí estaba yo, cantando cortes y subiendo a cerrar los huecos que se producían al bascular la defensa y lo peor/mejor de todo…. Hice un buen partido defensivamente, cortando balones, colocando a los compañeros, cerrando el rebote…

Veintinueve años, se dice pronto pero es más de media vida. Este año ya toca dejar los fines de semana para salir con la bicicleta con mi hijo, esta dieta de antiinflamatorios, hielo y pomadas no es nada buena y me escucho decir con demasiada frecuencia eso que decía mi abuelo de que me crujen los huesos cuando cambia el tiempo.

Me quedan pocos partidos, así que a disfrutar de lo que queda y a ver si con un poco de suerte me voy para casa con un título debajo del brazo.

Anuncios

6 comentarios sobre “Involución natural”

  1. Nos hacemos mayores. Y supongo que viene a pasar más o menos… de un día para otro que nos damos cuenta del camino hecho.
    En todo caso, espero que disfrutes de este tercer paso y te dejo un aviso: cuidado que ya conozco más de un lógico cuarto paso… entrenador de los peques del cole 🙂
    Besos, a por el título y a comentar siempre

    1. Ya llevo tiempo mirando por el retrovisor y viendo como se aleja el punto de salida, la cuestión es que esta vez veo también como se acerca la línea de llegada.

      Ese cuarto paso, lo estoy deseando pero de momento no vamos por el buen camino.

      Besos S.

  2. La vida tiene fases y hay que vivirlas. No mires atrás con nostalgia. Viviste a tope ¿no? y eso ya no te lo quita nadie 🙂 Un beso

    1. No puedo negar que he disfrutado de todos estos años de balón naranja pero la lagrimita ahí está, asomando. Tienes razón en que nadie me va a quitar lo vivido pero más de media vida después… cuesta despedirse.

      Besos.

  3. Estoy de acuerdo con Mere pero no puedo evitar comprenderte perfectamente. Yo fui Karateka 18 años, que también se dice pronto, y por mucho que digan no es nada fácil decir adiós a un deporte que ha sido parte de ti media vida. Hace siete años que tuve que dejarlo y aún lo echo de menos (creo que siempre lo haré) De vez en cuando me sigo preguntando qué pasaría si volviera, aunque tengo tan clara la respuesta (dolor crónico día sí y día también) que nunca llego a planteármelo en serio. El basket siempre será una parte de ti. Como dijo mi sensei el día que me despedí, lo que has aprendido, irá siempre contigo. Un besazo.

    1. Wow, 18 años!! Mi hijo ha empezado este año y está encantado con sus katas y sus movimientos que ensaya conmigo (uggg). Lo del dolor es algo con lo que he vivido tanto tiempo que lo echo de menos cuando no juego un fin de semana pero imagino que en tu deporte será distinto. Y gracias por el comentario de tu sensei, no dudes que lo llevo bien guardado.

      Besos, Ama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s