A new job

Después de once meses de travesía por el desierto del desempleo un nuevo trabajo llena mis días. Han sido once meses en los que he podido disfrutar de una forma total de mis hijos, de horas de parque, paseos hasta el colegio, repasos escolares y demás quebraderos de cabeza para los pequeños. Meses en los que mis viajes a Mercadona, a la carnicería o a comprar verdura eran un hábito. Meses en los que he hablado más con algunos vecinos que en los seis años en los que llevo viviendo en este barrio.

Meses que han tocado a su fin después de muchas entrevistas fallidas (muchas según me comentaban algunos conocidos) y de otras que no dieron su fruto por decisión mía.

A principios de abril hice una entrevista telefónica por una oferta de trabajo a la que me había inscrito a través de Infojobs (no, no es una leyenda urbana, a veces llaman y a mí me han contactado varias empresas). Charlé durante un buen rato con una señorita muy amable que me explicó las condiciones del puesto y tras aceptarlas recibí una llamada a los pocos días de otro caballero, también muy amable, que me volvió a preguntar lo mismo y a comentarme lo mismo. Una vez hechas esas dos entrevistas no se supo más del tema y pensé que todo había sido una más de esas entrevistas tras las cuales si te he visto no me acuerdo.

Pero a principio de mayo me vuelve a llamar el mismo caballero y tras disculparse por no haber dado señales de vida (alucinado me dejó) me dice que sí, que molo mucho y que soy la persona que necesitan, se pondrá de nuevo en contacto conmigo la señorita con la que hablé para decirme la documentación que tengo que aportar. Después de unas cuantas conversaciones y otros tantos emails todo queda claro y el día 13 de mayo empiezo mi formación en la estación de Adif de Albacete.

Pues bueno, el principio no ha sido fácil, después de mucho tiempo teniendo libertad de horarios y organización, he vuelto a tener alguien que me marca los tiempos y ajustarlo a los que reclaman mis pequeños parecía imposible. Después de unas semanas la verdad es que no está siendo para tanto y tengo bastante margen para organizarme.

Un nuevo trabajo lleno de electrónica y electricidad, de placas, de tornillería, de soldaduras y de un montón de cosas que forman parte del mundo de la informática pero con las que no había trabajado demasiado. Nunca es tarde para aprender.

Anuncios

2 thoughts on “A new job”

  1. Bueno, pues retomando, empezando, aprendiendo y cuadrando horarios. Una etapa nueva, que nunca viene mal.
    Y eso de los horarios está muy bien, quizás porque soy un poco manías con el orden, pero mira, viene bien tener todo ordenadito (Dios, me hago mayor y sueno como mi madre)
    Besos antes de que te pregunte si llevas todo preparado cada mañana.
    Me alegra la noticia

    1. Ciertamente suenas como una madre 😀

      Lo de los horarios y ser un poco cuadriculado lo arrastro desde hace tiempo pero bueno, hay que adaptarse que la vida es de todo menos ordenada.

      Aprendo demasiado, al final voy a ser el Leonardo de los circuitos 🙂

      Besos y gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s