Easy Rider

Soy un motero convencido, he tenido moto media vida y creo que la otra media me la he pasado queriendo tenerla. Ahora mismo (ya hace unos cuantos años) voy a cuatro ruedas o a dos patas, la moto ahora mismo es un gasto innecesario y otros muchos la adelantan por la izquierda, por la derecha y por arriba.

“Easy Rider” se ha ganado a pulso un hueco en el corazoncito de todo motero que se precie, sea un ‘quemado’ con su japonesa RR o un wildman con su custom. La banda sonora es impresionante y crea un ambiente de libertad que encaja perfectamente con la idea que la película intenta transmitir.

Pues juntando esas dos ideas, mi coco que es así de extraño, el otro día parado en un semáforo se pusieron a mi lado dos maxi scooters y un clic se oyó dentro de mi cabeza. Joder, si hicieran Easy Rider ahora en vez de Harleys llevarían dos T-Max y en vez de chaquetas de cuero con flecos irían con camisetas de tirantes.

Empecé a visualizar la escena final de la película, con los créditos pasando y la música de Steppenwolf sonando. Dos ciclados de gimnasio, con sus bermudas de Billabong y unas camisetas de tirantes que hacen conjunto perfecto con sus chanclas circulan entre los coches dando acelerones. En su cabeza un casco Momo Design protege su bien más preciado, su pelo engominado.

El semáforo se pone verde y los dos desaparecen a lo lejos de la avenida, sorteando el tráfico se pierden a lo lejos mientras las últimas notas de Born to be wild se desvanecen en mi cabeza. Qué viejo que me hago!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s