Adiós a la final

10 de septiembre de 2014.

La selección española va a pasearse durante cuarenta minutos en el trámite ante Francia para llegar al trámite de semifinales y por fin jugar el único partido que parece importar en este mundial que jugamos en casa. Pero mira tú por donde que los franceses no tienen ganas de ser las comparsas de nadie y sobreviene la sorpresa de la jornada (con permiso de los serbios). Francia gana el partido anulando por completo el juego español en todas sus facetas.

24 horas después creo que puedo escribir algo sin que la bilis y el enfado salpiquen la pantalla, al menos no la salpicarán demasiado.

Tiempo de buscar responsables o de buscar soluciones? Lo primero es lo fácil, escoger a alguien y cargarle el muerto; lo segundo requiere de un esfuerzo que no sabemos si habrá gente capaz de hacerlo.

Pero primero un análisis del partido. Se enfrenta el mejor juego interior del campeonato contra un equipo ordenado, el talento máximo contra el trabajo. En los días previos la selección española habla de la final, piensa en la final y eso es ir demasiado deprisa en el deporte de alta competición. Francia mientras tanto, analiza el juego español (tampoco es que haya mucho que analizar pick&roll en el poste alto y luego lo que salga a base de talento), busca fisuras por donde abrir una brecha; se centran en su siguiente partido que es lo único importante.

Al margen de buenas o malas suertes, de jugadores más o menos tocados y más o menos centrados, el hecho incontestable es que TRES jugadores no participaron en el partido. En un partido en el que el dominio del rebote cae del lado del rival no juega un auténtico especialista en esas batallas como Felipe Reyes, un alero con la confianza muy mermada pero con bastante oficio y buen reboteador se traga el partido entero aplaudiendo desde el banquillo y con la que había liada con el tiro exterior y el pésimo porcentaje de triples, Alex Abrines mira el suelo del pabellón sabiendo que no va a pisar la cancha.

A ello le podemos sumar que nuestro mejor base (le pese a quien le pese), ha jugado todo el campeonato como escolta por decisión técnica. Venden más, son más comerciales las marcas del Chachismo y el Rickycesto que el trabajo serio de José Calderon y por eso ellos dos son los únicos bases.

Todo esto son decisiones del entrenador y por ello su responsabilidad está clara. También participa del tema el presidente todopoderoso, así que es otro a quien pedir responsabilidades.

En el partido de ayer los únicos jugadores que rindieron a un nivel parecido al esperado fueron Pau (enorme Pau) y la Bomba, nadie más apareció y entre ellos dos anotaron más de la mitad de los puntos del equipo. Ante eso nos quedamos con la cara larga y sin respuesta… una vez más. No sabemos jugar los partidos apretados, no nos movemos bien en ese juego y en el momento en que algún equipo nos coge la matrícula estamos perdidos. No hay plan B, posiblemente no haya ni plan A pero es que estos jugadores son tan buenos que hasta que no ha venido alguien apretando no ha hecho falta. Nuestro juego interior dominante necesita un juego exterior que abra espacios y ayer ni los unos abrieron ni los otros forzaron.

Mis notas jugador por jugador:

  • Pau, enorme. Dando clase de coraje y de juego cuando pudo recibir, no perdió la cara al partido en ningún momento y aunque no estuvo espectacular fue el único que demostró que había venido a por el oro.
  • Rudy, a lo suyo. Botando en exceso el balón y haciendo tiros inútiles a ocho metros. El alley oop con Sergio Rodríguez al menos nos metió en el partido un momento.
  • Sergio no tuvo un buen día, espeso en la dirección, negado en el tiro, habría sido un buen momento para sentarlo y probar con otro base pero eso tendrá que ser en otro mundial.
  • Juan Carlos no jugó su mejor partido y aún así fue el segundo anotador del equipo. Apareció cuando más calentaba el sol y como siempre buscó la responsabilidad aunque ayer no era su día
  • José jugó de escolta todo el partido y eso le pasó factura, falló más de lo habitual en él y le tocó defender siempre a un rival más alto.
  • Felipe, el ausente. Por viejo que esté, por cascado que esté, Felipe Reyes es una garantía bajo los aros y se merecía la oportunidad de ayudar. Incomprensible es poco.
  • Víctor, otro ausente. Yo no soy muy fan de Claver, lo conozco personalmente y puedo dar fe que es una persona excepcional y que como deportista tiene un físico envidiable pero no lo veo en la selección, no tiene un rol definido y si su rol es estar en el banquillo partido tras partido mejor nos vamos con once y ahorramos que hay crisis. Ayer creo que podría haber ayudado con su capacidad para el rebote e intimidando con sus tapones.
  • Ricky. Me vienen muchas palabras a la boca para definir el partido de Ricky Rubio, bluff y sobrevalorado son las que más puntos tienen. Sin tiro exterior confiable y con una penetración buena pero no excepcional, Ricky vive de asistir a compañeros que realmente son cracks (Pau y Marc en la selección, Kevin Love en los Wolves…), si ellos no anotan Ricky desaparece. Ayer ni anotó, ni asistió, ni reboteó..
  • Sergio Llull ayer no tuvo una actuación destacada, bueno la tuvo pero en el aspecto negativo. Sin un solo rebote, sin una sola asistencia, cinco puntos… Sergio Llull es uno de esos jugadores que yo etiqueto como GW (Gerald Wilkins, el hermano de Dominique), de él se decía (de Gerald) que era el mejor jugador de su generación desde los tobillos hasta la barbilla, luego ya se estropeaba. Con Sergio pasa igual, es capaz de defender a Kobe y anularlo para luego tirarse un triple a nueve metros cuando queda media posesión.
  • Marc ayer estaba a otras cosas, respetable cuando uno es padre pero si no vas a estar al 100% mejor ves el partido desde el banquillo o tomas nota de como se juega/dirige un partido cuando las circunstancias personales son complicadas (Pepu en Saitama 2006 con su padre a punto de ser enterrado y dirigiendo la final que nos coronó como campeones del mundo).
  • Serge es uno de esos jugadores que yo no entiendo. Igual le mete 24 puntos a Francia que falla hasta las bandejas. Creo que podía haber aportado más al equipo en todo el torneo y ha ido de más a menos, algo que el seleccionador tendrá que asumir.
  • Alex, otro ausente; cuando uno tiene en su banquillo a uno de los mayores talentos tiene que mirar hacia él de cuando en cuando y quitar a alguno de los que están fallando. Alex no ha participado en casi ningún partido y cuando lo ha hecho han sido los minutos de la basura, así es difícil crecer.

Resumiendo, que no jugamos a nada y un equipo que hizo un baloncesto directo y sencillo nos pasó por encima con sólo 65 puntos. Mala planificación, fallo al escoger componentes de la plantilla, mala preparación del partido y mala dirección, los responsables deberían coger la puerta y dejar paso a nuevas ideas y dejarse de giras Ñ y chorradas, de nada sirve apalizar a Argentina en un amistoso si luego eso no te sirve para mejorar tu juego de cara al torneo.

Gracias a los “juniors de oro” y al resto de la selección por 8 años increíbles, por hacernos creer que podíamos volar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s