Batman Vs Superman

the-hidden-plot-of-batman-vs-superman-dawn-of-justice-593860.jpgAVISO DE SPOILER: Si no quieres detalles no sigas leyendo porque corres el riesgo de que te destripe la peli entera.

Avisados todos, vamos al lío.

26 de marzo de 2016, 18:30 horas hora peninsular (de la de ahora, por si esto lo lee alguien cuando nos pongan horario británico).

Tengo un grupo de amigos increíble, nos vemos poco pero sabemos que siempre estamos ahí para los otros y cuando hay estreno de cine intentamos quedar para ver alguna película juntos. Hasta ahí todo normal, lo atípico esta vez era que mi hijo mayor se unía a la fiesta y que nos íbamos después de cena. El peque estaba encantado con la idea y creo que digo poco si escribo que sus uñas desaparecieron en los días previos.

La tarde elegida salió estupenda, primaveral como está siendo todo el invierno, invitaba al paseo previo. A la hora acordada allí estábamos todos para ver la nueva entrega de dos superhéroes eternos, nerviosos como niños los adultos y el niño histérico. Palomitas, cocacola y a sentarse.

Vaya por delante que después de la decepción que supuso El despertar de la Fuerza, yo iba con bastantes reservas a ver a un Batman viejuno y que parecía un ciclado de gimnasio. Los trailers nos distrajeron un rato hasta que se apagaron todas las luces y el volumen subió un punto más. Un señor Wayne que se va acercando peligrosamente a la edad de Alfred nos mostraba como se ve una batalla entre un superhéroe y un supervillano desde el punto de vista de un ser humano, destrucción y miedo gane quien gane.

A continuación el tratado de psicología que Zach Schnyder se ha marcado, la ira de Batman, las dudas de Superman, unas vueltas por la infancia de Bruce Wayne en modo Frank Miller. La película iba avanzando muy lentamente pero de momento me estaba gustando. Incluso Lex Luthor a ratos.

La aparición de los nuevos personajes de la saga me resultó un poco forzada, no creo que fuera necesario desvelar a los protagonistas, con haber sacado el logo de cada uno de ellos era más que suficiente pero bueno, unos minutos más que sumar a la película.

Llegaba el momento del enfrentamiento, las apuestas de casi todos a favor de Superman por una evidente superioridad física y por ser casi inmortal pero era evidente que Batman se guardaría algún as en la manga. La lucha me gustó, como casi todo en la película me parece que le sobra algún que otro plano que no aporta mucho y contribuye a alargar la película pero, por desgracia mía, no soy yo ni el director ni el guionista.

Una vez dilucidado el vencedor, los dos, la lucha para salvar a la madre de Superman y la posterior contra Doomsday me encantaron. Un Batman más bruto que de costumbre, nada de hacer prisioneros, y un Superman desatado se hacen a un lado para que aparezca la que por momentos parecía la protagonista de la película, Wonder Woman. Esperadísima aparición y la verdad es que creo que es un personaje que puede dar mucho de sí en el universo DC.

En fin, que salí contento del cine y que a pesar de salir con el culo cuadrado me quedé con ganas de más. En breve volveremos al cine a ver qué tal le va a mi querido Capitán Rogers.

original

Oh my god! This is NBA

NBAPLAYOFFS_Bracket_640_002

Fin de la temporada regular en la NBA, tiempo de análisis y de premios. La mejor liga del mundo, al menos eso dicen ellos, se prepara para su recta final en unos playoffs tan emocionantes como siempre y en el camino nos ha dejado una estela de jugadas imposibles y de records difícilmente igualables. Y pese a que cada vez la sigo con menos intensidad, siempre me asomo con el mismo interés.

San Antonio Spurs mejora año tras año, son el mejor Rioja de todo Texas y de todo el universo baloncestístico. El equipo que mejor juega como tal en toda la liga no sólo resiste el paso del tiempo si no que consigue elevarse por encima de defensas agotadoras y ser ellos los que manejen el tempo de cada encuentro. Tim Duncan sigue acumulando minutos y triunfos a un ritmo monstruoso y son uno de los favoritos a un triunfo que en el Oeste está más caro cada temporada.

Golden State Warriors ha recogido el testigo de los Lakers del showtime y lo ha combinado con una efectividad propia de los Bulls de His Airness, Michael Jordan. Equipo ante todo pero con un grupo de individualidades que podrían optar a MVP o al menos a formar en mejor quinteto de la liga, no lo harán por motivos comerciales pero no por falta de merecimientos. Stephen Curry es la luz que deslumbra al mundo pero junto a él, y haciendo posible su brillo, están Klay Thompson, Draymond Green y un entrenador que saca el 110% de cada uno de sus jugadores, Steve Kerr. Con el record de partidos ganados en temporada regular, nadie duda que son el equipo a batir.

Eso por el Oeste, por el Este tendremos a Cleveland con LeBron James intentando ganar el anillo para su ciudad y con posibilidades si gestionan bien los minutos y las lesiones les respetan. El resto, quedan como contenders pero sin aspiraciones reales a ganar. Cleveland tiene mucho que demostrar y muchas ganas después de la final fallida el curso pasado. Todo eso con permiso de los contenders citados.

Como sorpresa negativa los Bulls quedando fuera de playoffs, el rendimiento irregular de Memphis, el enésimo record negativo de los Lakers, unos Knicks que no dan señales de vida…

Todos listos para trasnochar porque dormir es de cobardes en tiempo de playoffs, botas negras puestas y a prepararse para uno de los mejores espectáculos del mundo…. NBA en estado puro.