Dicen que se ha muerto Garibaldi

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hace ya muchísimos años un esqueleto se asomó a la ventana del laboratorio de ciencias del colegio Ramiro de Maeztu de Madrid y vio a un grupo de estudiantes botando un balón naranja y tirándolo por un aro. Era Garibaldi, un personaje que asistió desde esa ventana a la creación de uno de los clubs históricos del basket español y europeo. Garibaldi vio como esos estudiantes pasaron a ser el Estudiantes y su presencia siempre ha estado ligada al equipo. Desde la “cla” original hasta la Demencia actual, el esqueleto ha sido la imagen de la grada de Estudiantes. Una presencia que nunca fue física porque el pobre Garibaldi tenía prohibido salir del laboratorio.

Ese club amateur, que fue uno de los fundadores de la competición local, que estuvo presente desde la primera temporada en ACB, siempre tuvo claro que era un equipo de patio de colegio, algo de lo que todos sus seguidores siempre hemos estado orgullosos. Desde ese patio se han ganado Copas del Rey, se ha jugado una Final Four de Euroliga (la primera edición), se ha jugado la final de la ACB y algunas finales y semifinales europeas. Pasamos de ser un equipo simpático que ganaba a veces a los grandes a ser tratados como uno de ellos. Ganar dejó de ser de horteras para convertirse en una costumbre.

Fuimos el primer equipo de Madrid, formamos a tantos jóvenes y tan buenos que sobraba para abastecer a varios equipos y seguir manteniéndonos en la élite. Vicente Ramos, Fernando Martín, Alberto Herreros, Antúnez, Orenga, los hermanos Reyes, Carlos Jiménez, Sergio Rodríguez… Todos miembros de la selección española, algunos de ellos con medallas olímpicas y de mundiales y todos ellos salidos de una de las mejores canteras de España (con permiso del Joventut). Muchos emigraron al vecino rico, otros probaron suerte en la NBA pero fueran donde fueran siempre serían una parte de nuestros recuerdos.

Un par de americanos interesantes e implicados en el equipo y el resto lo ponía la cantera del Ramiro, esa era la receta de unos éxitos que no parecían conocer límites. Pero el sueño se rompió, los americanos dejaron de implicarse y la política de fichajes dejó paso a un mamoneo en el que lo único que interesaba era llenarse los bolsillos a base de comisiones. La cantera iba perdiendo protagonismo en el equipo con la llegada de comunitarios que, sin aportar nada especial, robaban minutos y proyección a los jóvenes. Éstos se cansaban de perder el tiempo y los partidos para irse a buscarse la vida a otros equipos.

Siempre se ha cantado en la grada lo de “¡Dicen que se ha muerto Garibaldi! ¡Uh! ¡Garibaldi! ¡Uh! ¡Garibaldi! ¡Uh, uh, uh!” pero creo que al final lo han matado. El pobre aún ha acudido este año a intentar un imposible, a ayudar a que no volviéramos a bajar como en 2012. Nos han sobrado 2 minutos. A falta de ese tiempo manteníamos la categoría, en esos 120 segundos un frenesí de mal juego y de miedo ha pasado por encima de una plantilla que tiene talento para seguir en ACB pero que no ha tenido corazón.

Y los aficionados… Pues los más viejos seguiremos sacando brillo a nuestros recuerdos de los gloriosos noventa, a recitar de memoria el cinco inicial que ganó la segunda Copa del Rey y también la tercera. A recordar tardes donde hombres de amarillo y negro desafiaban a quien se pusiera por delante. El triple de Carlitos Jiménez en el Nou Congost, Estambul, los mates de Ricky, la inteligencia de Pinone, la magia de Nacho Azofra, la metralleta de Herreros, la chispa de Sergio, la clase de Nacho Martín…

Andes donde andes, siempre seré de Estudiantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s