Normal

Empiezo con mi serie de post “Me meto en un charco yo solo” y la empiezo con la reseña de una novela que me llamó la atención por su escritor, un tipo al que escucho a diario por la radio, Roberto López Herrero. El calvo del sumario de Más de uno, @elexpecial, el Veri según su mujer… un señor al que no tengo el placer de conocer personalmente pero que transmite una cercanía y una inteligencia que merecía la pena explorar en otro medio que no fuera el radiofónico (unas cañitas y unas tapas por ejemplo).

Con esas premisas me acerqué a su novela, Normal. El inicio es simple, cómo atrapar a un asesino al que todo el mundo cataloga como normal? Para atraparlo van apareciendo diversos policías, cada uno con su problemática personal a cuestas y con esos mimbres y las relaciones que surgen entre ellos se desarrolla la historia.

El protagonista bien podría ser el alter ego de Roberto, camisetas de súper héroes, fan de Queen, freak de los cómics… Félix es esa persona que sin destacar demasiado se hace querer y demuestra una especial habilidad para resolver enigmas ocultos.

La parte femenina, y no menos protagonista, sería para Lara Martell, una joven psicóloga que ayudará en la investigación.

El grupo de policías va desde el compañero de Félix, Manu, a un problemático Pablo con cierta facilidad para meterse en líos, un jefe gruñón muy del estilo de las series americanas, un grupo de frikis informáticos y una trepa dispuesta a vender a su madre por algo de éxito.

Enfrente alguien normal, alguien con el súper poder de pasar inadvertido haga lo que haga y frente a quien lo haga.

La novela engancha desde el primer momento, no se para en presentar a los personajes si no que los va desarrollando conforme se incorporan a la historia, una historia en la que es imposible no sumergirse cuando cada escena se plantea desde más de un punto de vista. La narración es muy directa y pese a eso se nota el trabajo de documentación para presentar el trabajo policial de forma impecable.

En fin, una novela más que recomendable ahora que vienen días de regalos y que deja con ganas de más.